fbpx

KINTON BRANDS

Cómo crear la marca para tu negocio a propósito

Samuel Ferrer

Lo has hecho a propósito.  Esta frase en la mayoría de los casos puede tener connotaciones de reproche, pero si cambiamos el enfoque puede ser una afirmación que toda marca debería hacer. 

El propósito es la base sobre la que se empieza a construir una marca y todas la acciones de ésta deben de ir tras su búsqueda y cumplimiento. 

Hacer las cosas a propósito es hacerlas con una intención, la cual no puede ser otra que cumplir con nuestra promesa y con nuestra visión como marca.

No quieres un logo, quieres una marca, solo que no lo sabes

Solemos recordar las caras de la gente. Estamos genéticamente diseñados para reconocer la forma de los rostros. Pues un logo es el equivalente a un rostro en una marca. Quizá sea por esta razón que se le da tanta importancia 🤷

Ciertamente la tiene pero en su justa medida. 

Tu no eres tu solo tu cara. 

Eres tu personalidad, tus valores y tu propósito en la vida, eres un conjunto de muchas cosas que te definen y hacen que seas reconocible e importante para otros. 

Pues con las marcas pasa lo mismo. 

Por tanto, si tienes un proyecto en mente, tienes una idea de negocio o incluso si ya llevas tiempo y tienes una pyme. Recuerda que lo importante es trabajar tu marca, tu personalidad, tu identidad. El logo solo es un identificador más. 

La identidad de marca pertenece a la organización. La imagen de marca pertenece a la audiencia. 

Nuestra identidad transmite información a nuestro alrededor y la imagen es el resultado de la impresión que causamos con esa información. 

Mejorar tu imagen de marca es mejorar cómo te perciben los demás y eso se consigue identificando que lo que te hace único y gestionado adecuadamente tu identidad

«Cuando la marca está implantada en el ADN de la gente el logotipo se transforma en una herramienta más, no en la herramienta.» Andy Stalman, Brandoffon



Se le da demasiada importancia al logotipo, como si un simple elemento tuviera la capacidad por sí solo de generar y contener toda la comunicación de marca de un negocio o servicio. Eso es como poco osado y del todo ignorante. 

Un logotipo sólo es un identificador que se carga de contenido sobre la marca. 

¿Eso quiere decir que da igual que logo usar y que por tanto es indiferente si está o no bien diseñado?  No, rotundamente no. 

Eso quiere decir que debe ser diseñado para esa única función y bajo determinados parámetros para poder cumplir su propósito. 

El logotipo es un elemento que forma parte de la identidad visual, que a su vez pertenece a la identidad corporativa que a su vez pertenece a la imagen de marca que es la representación mental que el usuario tiene de la marca en sí misma.

La respuesta está en la marca

El otro día, nos hicieron la siguiente pregunta: ¿Como tengo que comunicarme con mis clientes? 

Quien nos hizo esa pregunta está en medio de un proceso de rediseño de su marca, trabajando precisamente desde una visión estratégica. 

Nos alegró que hiciera esa pregunta porque sirvió de base para analizar todo el trabajo llevado a cabo desde la investigación, el análisis y la estrategia y ver cómo éste había dado como resultado una plataforma de marca que daba respuesta a su pregunta, le hizo entender el valor de una metodología que pone el foco en la creación y gestión de la marca como estructura vertebradora de todo el negocio. 

Por eso ante cualquier pregunta sobre cómo actuar en tu negocio, sabed que la marca te da el contexto de referencia sobre el cual debe articularse toda comunicación con las audiencias. 

«La gente no compra lo que haces. La gente compra el porqué lo haces» Simon Sinek

Esta frase es la base de toda la ponencia de Sinek (la 3ª más vista de todas las Charlas Ted) y que resume muy bien la idea de que si quieres ser relevante para alguien tienes que ser auténtico y comunicar desde el propósito. 

Si quieres que la gente ame tu producto tienes que hacer que conecten con tu motivación, con tu causa. 

A nadie le interesa lo que hace tu producto, eso no es inspirador, si no le conectas con lo que motiva tu existencia. 

El producto es un símbolo de lo eres cuando lo usas. Y si no construyes ese «ser» previamente a usar un producto nadie lo preferirá al resto de productos 

En definitiva el producto al final. Primero el porqué.

Sé deliberadamente relevante

Crea una marca honesta y real que  se centre en el individuo y de respuesta a una necesidad concreta: 

  • Descubre tu fortalezas 
  • Encuentra los puntos fuertes de tu idea y canalizados para lograr tu objetivo 
  • Convierte las buenas ideas en valores de marca 
  • Tu marca está por encima de tu producto o servicio, tu marca son tus valores y tu reputación. 
  • Amplía tu visión 

En definitiva, evoluciona tu mirada desde tu motivación inicial hasta la construcción esencial de tu marca. A partir de ahí el futuro. 

Para ello creo que te puede resultar útil una herramienta que hemos desarrollado y que usamos en nuestro proyectos, descárgala gratis ahora.

Es una plantilla con los principales elementos para definir, construir y elevar tu estrategia de marca.

Recuerda porqué haces lo que haces, el resto vendrá por inercia.

Deja un comentario