Buscar
  • Samuel Ferrer

Branding y superhéroes

Este post es el resultado de mi intervención en el podcast Fase 24 Ed. Mini capitulo 2 en el que hago un repaso, bebiendo de varias fuentes (dejo los enlaces a los distintos artículos al final del post por si alguien quiere ampliar la información al respecto) sobre la vinculación entre el mundo de los comics y el branding. Haciendo un recorrido desde el uso de símbolos en las historietas hasta la estrategia de Marvel en su universo cinematográfico, para poner en valor el poder del branding estratégico en cualquier sector y hablar un poco de logos ¡que me encanta! ;) Empezamos.






Símbolos y marca gráfica en el pecho de los superhéroes


Antes de empezar me gustaría contextualizar de donde viene la palabra “marca” y cuál es la función original para que podáis entender porque muchos superhéroes llevan una en el pecho. Para ello me voy a basar en lo publicado en un articulo de Brandemia en que explican que “Marca” en inglés se traduce como “brand”, y es una palabra que surgió a finales de siglo VIII como una derivación del antiguo término nórdico brandr que significa “quemar” ya que era a través de este método como los dueños del ganado marcaban a sus reses con símbolos, como una manera de identificarlas. Este término se introdujo por los vikingos en Inglaterra mediante multitud de asentamientos, lo que propició su incorporación al lenguaje cotidiano. Y es que el concepto de marcar con símbolos para identificar y diferenciar es más antiguo que la propia escritura y en casi todas las culturas y civilizaciones se dio de una manera u otra.


Es por esta razón que ha dado tan buen resultado el hecho de identificar a los personajes con símbolos, puesto que es un recurso altamente funcional, que permite maximizar el reconocimiento y la diferenciación, máxime cuando el de los cómics es un mundo tan amplio y con tanta variedad de personajes, dibujados a su vez por distintos dibujantes, que puede ser todo un reto diferenciarlos sino no tuviéramos esos símbolos, así como otros elementos identitarios, como pueden ser los colores (rojo y azul en Superman y Spiderman, negro y amarillo en Batman y Lobezno) o los objetos varios que portan nuestros héroes: Martillos, escudos, linternas, garras, capas y máscaras, etc...





Como dato curioso comentar que Superman en origen usa los colores azul, rojo y amarillo por un tema de simplicidad y para facilitar el trabajo en la imprenta, al ser una gama de colores viable para obtener un resultado impecable en las historietas impresas. De esta manera se establece un patrón en el que los héroes usaban colores primarios y los villanos, secundarios, por ejemplo el verde y el morado son colores del Joker, Hulk o el Duende Verde.


Los símbolos “súperheroicos” son marcas gráficas perfectas con una gran reproducibilidad en casi cualquier sitio. Desde la piel (Dr Manahattan, Iron Fist), la ropa (obviamente) o proyectado en el cielo (La batseñal).

Existen varias tipologías de símbolos que también vemos recogidos en el mismo articulo de Brandemia.

Los símbolos tipográficos se dan principalmente en los grupos de superhéroes: los vengadores, los X-Men, los 4 Fantásticos. En definitiva son letras y/o números con los que se construyen los logotipos.


Los símbolos de animales son los que usan héroes como Batman, Spiderman, Black Panther, Iron fist, Black Canary…

Usar este nivel de atribución suele ser muy común en el sector del automóvil: Ferrari, Jaguar, Peugeot… son sólo algunos ejemplos.


Y por último estarían los evocativos que hacen referencia a algún atributo muy identificativo del héroe en cuestión, como puede ser el martillo de Thor, el rayo para Flash o el escudo del Capitán América.


Son símbolos tan simples y que tienen tan alta pregnancia que facilita enormemente su asimilación y memorabilidad. Y este es el gran poder del branding y a lo que aspiran todas la marcas. Algo que han conseguido personajes como Spiderman y compañía, los cuales gracias a una narrativa que los lectores interiorizan y hacen propia, consiguen un alto grado de empatía con sus valores y propósitos como héroes a los que consiguen identificar y diferenciar gracias a estos símbolos.


El psicoanalista Carl Gustav Jung sostenía que existen patrones universales de conducta denominados arquetipos, en concreto definió doce, que se usan en el branding y el marketing para diferenciar mercados y darle contenido a la marcas. Estos arquetipos de personalidad son: El Inocente, El Hombre Corriente, El Explorador, El Sabio, El Héroe, El Forajido, El Mago, El Amante, El Bufón, El Cuidador, El Creador y El Gobernante.

Y es que en el mundo de las historietas también se usan para crear las personalidades de los personajes, ya que al ser arquetipos que están en el inconsciente colectivo, resulta muy fácil establecer conexiones y además ayuda a que el lector se identifique con el personaje en mayor medida. Pongo algunos ejemplos: el sabio (Mr. Fantástico), el gobernante (Lex Luthor, Kingpin), el creador (Galactus, Thanos), el mago (Dr. Extraño), el héroe (Superman, Thor), el forajido (The Punisher, Lobezno), el bufón (Joker, Duende verde), o el huérfano/hombre corriente (Batman, Spiderman)

Las marcas los usan para definir sus personalidades, y asociarse a los atributos que se desprenden de estos arquetipos.





La estrategia de branding de Marvel en el UCM


El branding está tan presente en la base de todo lo que hacemos y es una herramienta tan poderosa que no sólo se usa para identificar personajes mediante logos y símbolos sino que también se usa para crear estrategias que permitan maximizar el éxito a medio-largo plazo de una marca, ya sea corporativa o de producto.

Algo que ejecutó a la perfección Marvel a la hora de crear y lanzar su universo cinematográfico hasta el punto de sobrepasar de forma contundente a su máximo rival (DC) que al inicio del UCM allá por el 2008 tenía una de las mejores trilogías de superhéroes hasta la fecha con El Caballero Oscuro de Nolan. ¿Cuál fue su estrategia? Veámoslo.


En primer lugar hay que analizar la situación desde la que partes. Por aquel entonces Marvel tenia algunos de sus buques insignia (Xmen y Spiderman) que estaban siendo explotados por Sony y 20th Century Fox. Por lo que se centró en otros personajes que aún no habían sido llevados a la pantalla grande en la época reciente.

Vivíamos en un contexto de disgregación y donde cada superhéroe hacia “la guerra por su cuenta”, por lo que Marvel utilizó el recurso, ya identificativo, de las escenas post-creditos para ir trazando conexiones entre los diferentes productos de tal modo que fue creando en la mente del espectador la idea de que sus personajes no serían entes independientes sino que estarían todos en un mismo universo, bajo una misma identidad y bajo la misma marca paraguas, Marvel.


A partir de aquí Marvel elaboró una primera fase en las que produjo películas introductorias de sus héroes principales (Iron Man, Capitán América, Hulk y Thor) que culminaron en el gran evento: Los Vengadores. La película de 2012 se convirtió en la quinta película de la historia de mayor recaudación según el articulo publicado en Good Social Media.




Y ahora que ya tienes establecido tu producto y de una forma exitosa, ¿qué haces entonces?: aprovechar el momento. Marvel hizo que personajes menos famosos como Ant-man que por sí sólo no hubieran funcionado, al introducirlo en este universo, se convirtiera en un auténtico éxito de taquilla. (como dato curioso las películas de Ant-man funcionaron mejor, en comparación, que las películas del Capitán América iniciales)

La Marca Marvel gozaba entonces de una reputación espectacular, demostrando que un buen producto repercute positivamente en la marca si ésta tiene detrás una estrategia de marca pensada y ejecutada a la perfección. Prueba de ello es que la marca DC con productos tan potentes como Superman, Wonder Woman, El Joker, al no tener una estrategia de marca definida su universo cinematográfico nunca llegó a despegar del todo.


Stan Lee es una marca más


Marvel se ha preocupado de aprovechar el poder del branding para crear marcas de peso de todo lo que podía ser susceptible de ello, incluso del propio Stan Lee, sus constantes cameos en las películas, los situaban como creador y parte de ellas haciendo que se establezca una fuerte conexión con el público. La Casa de las Ideas ha sabido aprovechar ese lazo conector mediante creación de contenido exclusivo para sus seguidores, premiándolos por su fidelidad.


Marvel dirige su estrategia a su público objetivo qué son los que realmente están interesados en su marca

En fin, una gran Marca conlleva una gran responsabilidad.


________________

Fuentes:

https://brandemia.org/el-branding-de-los-comics

https://www.goodsocialmedia.com/branding-marvel/

http://www.merkactiva.com/blog/marvel-y-dc-estrategias-que-dan-lecciones/

https://www.foromarketing.com/stan-lee-presenta-leccion-marketing-traves-superheroes/



10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
QUIÉNES SOMOS

Somos un estudio especialista en diseño de marca. Somos tu diseñador personal. 

Ofrecemos un servicio de diseño global y personalizado. Creamos y elevamos la imagen de nuestros clientes.

CONTACTO

info@kintonbrands.com

Teléfono: + 34 670 873 706

  • Kinton Brands Blanco Icono LinkedIn
  • Kinton Brands Facebook Icono
  • Kinton Brands Twitter Icono blanco
  • Kinton Brands Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono Pinterest

© KINTON BRANDS 2021. Todos los derechos reservados