Buscar
  • kintonbrands

La (in)explicable tentación de seguir la tendencia



Recientemente estamos asistiendo a un fenómeno que, analizando el devenir de los años pasados, se antoja cíclico en algunos sectores. Y es que el sector automovilístico esta rediseñando todas las marcas gráficas pasando de un estilo volumétrico y metalizado hacia un estilo mucho más plano y monocromático (incluso etéreo) donde elementos como la luz toman más protagonismo.


Hace unos años vimos como el avance tecnológico-digital permitió que las marcas gráficas pudieran evolucionar hacia un estilo más realista donde ya no había limitaciones de reproducibilidad por lo que florecieron los rediseños con volúmenes, degradados y tonos medios buscando casi el hiperrealismo hasta convertirse en tendencia.



Como Marca daba igual tu estilo anterior y tu posicionamiento, es como si hubiera que cambiar porque el mundo cambiaba.

Las marcas debían adaptarse a los nuevos tiempos y tenían que hacerlo saber, pero ¿cambiar el logo es la única forma de comunicar un cambio así? ¿de verdad es necesario cambiarlo todo cada cierto tiempo? Pues no y si, depende del caso.


Algo similar parece estar pasando actualmente, una nueva era donde una posición de las audiencias hacia lo sostenible, con marcas más centradas en enamorar y conectar emocionalmente con el público obliga a sectores como el del automóvil a evolucionar hacia tecnologías eco, y una vez más todas cambian a la vez y hacia la misma idea sin tener en cuenta cada caso.






Las tendencias como el blanding (caracterizada por crear marcas sosas con un estilo blando), o esta misma, que me gusta llamar flatding, ejemplifican perfectamente como el diseño de marcas y el branding también es susceptible de sufrir este tipo de situaciones donde todos los actores actúan igual, adecuándose al estilo predominante en el sector.



Fuente: https://velvetshark.com/articles/why-do-brands-change-their-logos-and-look-like-everyone-else


El auge del flat design centró el tiro en diseñar interfaces primando su funcionalidad más básica para que quede lo estrictamente esencial y no tanto lo estético, y esto ha hecho que diseñar "flat" parezca innovador y moderno haciendo de esta manera que todos los sectores lo adopten (el de los coches también) para parecer vanguardistas, esgrimiendo la excusa de que así se adaptan a las nuevas realidades digitales, cuando en realidad hoy más que nunca no existen apenas limitaciones a nivel técnico.



Foto: www.brandemia.org


En branding la adecuación estilística es importante pero también lo es la diferenciación y no hacer marcas veleta, que varían según la tendencia.


El diseño de marcas gráficas debe estar supeditado a la estrategia de marca y a los objetivos de negocio. La tendencia es secundaria.

En conclusión, me quedo con la sensación de que algunos de estos movimientos y cambios gráficos obedecen más a un deseo de no salirse de la norma que a un verdadero análisis estratégico alineado con la esencia de marca.

Es obvio que las marcas deben tener corrección estilística, y es más obvio si cabe que el mundo cambia y las marcas deben adaptarse a él, pero hay que analizar cada caso independientemente. No es la misma marca BMW que Volkswagen, y Renault que Audi, pero viendo sus logotipos pareciera que sí, y ahí es donde veo la discordancia.


En fin, todo es branding por tanto las tendencias también.


16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo