Buscar
  • kintonbrands

Las 4 Identidades de Marca


Vemos cada vez con más frecuencia que las marcas son mucho más que simples identificadores de una empresa o un producto y pasan a convertirse en su esencia. Tienen entidad propia, siendo así el mayor activo que tiene un negocio y el que más se debe de cuidar y trabajar. Ú vemos que las marcas son mucho más que simples identificadores de una empresa o un producto y pasan a convertirse en su esencia. Tienen entidad propia, siendo así el mayor activo que tiene un negocio y el que más se debe de cuidar y trabajar.


Por eso, si estás leyendo esto es porque te interesa saber más sobre cómo crear y gestionar una Marca y si te interesa es porque sabes que una Marca es más que un logotipo.

En este artículo te vamos a contar las 4 dimensiones de la identidad de una Marca y qué pasa si no controlas y trabajas todas y cada una de ellas.


IDENTIDAD VISUAL


Es la más conocida por todos, es la que hace referencia a la parte gráfica de la marca:

Formas, colores, tipografías, tramas, ilustraciones y fotografías son los elementos que la componen junto al signo marcario principal.


Su función es representar visualmente lo que la marca es y quiere ser.



IDENTIDAD VERBAL


Nuestro nombre (naming), la forma en que hablamos (tono de voz), lo que decimos (tagline), las palabras que usamos (keywords) dice mucho de nosotros, nos define y nos permite conectar con los demás.


Esta identidad nos ayuda a comunicar nuestro significado, nuestro propósito como marca.



"La marca debe ser visual porque el hombre cree en lo que ve y debe ser verbal ya que lo que no se dice no existe.

Joan Costa



Y cuando se ve y se dice se puede sentir y si se puede sentir es porque refleja una actitud.



IDENTIDAD SENSORIAL


Las personas percibimos el entorno a través de los sentidos.

Las marcas viven en espacios, que proyectan sonidos, olores y sensaciones táctiles que hablan de nuestra marca y comunican como somos.



IDENTIDAD ACTITUDINAL


Esta es quizás la más importante de todas porque está estrechamente ligada con el posicionamiento, el propósito de la marca y los valores.

En definitiva sin una actitud definida sólo eres un recipiente bonito pero vacío




Ya habrás podido comprobar que todo tiene un sentido y que esto de crear marcas es más complejo de lo que puede parecer a simple vista y esto es porque independientemente de que tu lo controles o no, si tienes un producto o un servicio y lo sacas a la luz tienes una marca.

Y cada vez que te comunicas, te haces visible y el público interactúa con tu Marca estas mandando mensajes sobre quién eres, qué haces, cómo lo haces, qué opinión tienes de este asunto o de este otro, cómo te vistes, como hueles, etc.

Dejar de lado la gestión de tu identidad es algo que no te puedes permitir ya que tu marca es lo que los demás piensan que eres, no lo que tu dices que eres.


Las Marcas viven en la mente de las personas.

Si no controlas esa idea que tienen de ti estás perdiendo potencial marcario y estás dejando que tu marca vaya a la deriva, sin identidad y si no tienes identidad no tienes nada.

La identidad está directamente relacionada con la esencia, el posicionamiento, el propósito y la propuesta de valor de las Marcas, en definitiva con tu negocio.



En fin, ser o no ser (en branding más si cabe) esa la cuestión.


9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo